Acerca Del Asalto Sexual

Asalto sexual es todo contacto sexual sin consentimiento; si el “no” no es una opción entonces es asalto sexual. El asalto sexual le puede pasar a todas las personas sin importar la edad, estatus social, raza, nivel de educación, género o identidad sexual, y puede tomar la forma de contacto verbal, visual o físico no deseado. Comentarios sexuales no deseados, ser forzada a tocar a otra persona en una manera sexual, ser forzada a ver o a realizar actos sexuales, y violación son ejemplos de asalto sexual. El asalto sexual nunca es culpa del sobreviviente.

Consentimiento vs. Coerción

Consentimiento es:

  • aceptación o acuerdo dado con libre albedrío

  • dado activamente, no asumido

  • sólo es posible cuando existe igualdad de poder entre ambas partes

  • nunca es dado en respuesta a miedo o presión social

  • algo que no se puede conceder si la sobreviviente estaba bajo la influencia del alcohol u otras drogas, o discapacitada de alguna manera.

Coerción es el uso de fuerza o intimidación para obtener sumisión. En todos los casos de asalto sexual, se utiliza algún tipo de coerción o fuerza. Esta fuerza se extiende desde coerción emocional, amenazas o fuerza física.

  • Coerción emocional: Es presión verbal utilizada para que la víctima obedezca. La víctima puede llegar a ceder para que el agresor la deje sola, o se convencen de que es la acción es socialmente apropiada.

  • Amenazas implícitas: Estas amenazas pueden ser no verbalizadas, pero se entienden bien. La víctima sabe que, si no cumple, existe la posibilidad de violencia adicional.

  • Amenazas verbales: También conocidas como chantaje, las amenazas verbales fuerzan a otra persona a cumplir por causa de miedo o ansiedad que controla el comportamiento de la víctima.

  • Fuerza física sin un arma: Aunque esta es una forma de coerción que es fácil de reconocer, muchas veces la víctima no sufre lesiones físicas visibles durante el asalto.

  • Fuerza física con un arma: El arma puede ser utilizada o no, pero su presencia es amenaza suficiente.

Si Usted es Sobreviviente de Asalto Sexual

NO fue tu culpa. El autor es el único responsable por sus acciones.

 

Coloque la culpa donde pertenece. Culpa o culparse a sí mismo es una respuesta frecuente al asalto sexual. Las sobrevivientes se preocupan por lo que pudieran haber hecho para evitar el asalto. Pero besar a alguien, quedarse fuera hasta tarde, tomar alcohol, o utilizar ciertos tipos de ropa no causan el asalto sexual a otra persona. Tiene que saber que el asalto no estaba bajo tu control.

 

 

Está bien si siente enojo. Las sobrevivientes nos dicen que sienten una gama amplia de emociones: ira, vergüenza, suciedad, sobresalto, miedo, culpa, impotencia, incredulidad, agotamiento y depresión. Estos sentimientos son normales; dese tiempo para procesar sus sentimientos y emociones.

 

 

Conozca los hechos vs. el mito. Hay muchos mitos circulados por nuestra cultura acerca del asalto sexual. Los hechos son: La mayoría de sobrevivientes conocen al agresor de algún modo. La mayoría e asaltos sexuales no son reportados a los servicios policiales. Sobre todo, nada acerca de lo que los sobrevivientes eligieron hacer ni sus acciones fueron causa del asalto.

 

 

Busque apoyo. Usted no tiene que lidiar con esto sola. Cuando esté lista para hablar, contacte a un trabajador de CARDV, un consejero, un miembro de la familia de apoyo, o un amigo de confianza. La línea directa de CARDV está disponible las 24 horas del día. También puede haber un grupo de apoyo en su comunidad, muchas sobrevivientes dicen que fue un beneficio para el proceso de sanar

 

 

Es posible sanarse después de un asalto sexual. Tomará tiempo y trabajo, pero sanarse es posible, y vale la pena. Usted ya ha sobrevivido la parte más difícil por su cuenta; usted no tiene que hacer el resto solo.

 

 

Póngase en contacto con CARDV. CARDV ofrece apoyo las 24 horas del día a través de nuestra línea directa al 541-754-0110 o 1-800-927-0197. Trabajadores de CARDV están disponibles para encontrarse con usted en persona, para apoyarle, o le pueden acompañarla al hospital, a la policía si es que decide reportar el incidente, o pueden asistir a los procedimientos legales con usted. CARDV también tiene un grupo de apoyo semanal de asalto sexual - llame a la línea para obtener más información sobre cuando y donde toma lugar.

El Impacto del Trauma

 

La violencia sexual puede causar efectos psicológicos, emotivos, y físicos par un sobreviviente. Estos efectos no son fáciles de lidiar con, pero con la ayuda correcta y apoyo esos efectos pueden ser manejados. Aprender más acerca del tema puede ayudarte a encontrar la mejor manera de comenzar el proceso de sanar.

 

Cada sobreviviente tiene su propia experiencia y es impactada por el trauma en una manera diferente. Algunas de esas maneras pueden incluir:

 

  • Depresión

  • Ansiedad

  • Recuerdos del incidente

  • La disociación

  • Patrones de Sueño interrumpido

  • Patrones de alimento desordenados

  • Afrontamiento con drogas o alcohol

  • Autolesionarse

  • Aislamiento

  • Furia o cólera

  • tristeza

  • Entumecimiento

  • Incapacidad de concentrarse

 

Hay muchos recursos disponibles para los sobrevivientes, incluyendo la habilidad de hablar con un ayudante de CARDV. Nunca tendrás que estar sola. Estamos disponibles para hablar en el teléfono, encontrarnos en persona, hacer planes de seguridad, hablar de afrontamiento, conectarte con recursos, y trabajar con usted en su camino a sanar.

¡ADVERTENCIA! Su actividad de internet puede ser rastreada. Si la persona que le ha hecho daño tenga acceso a esta computadora, utilice la computadora de un amigo de confianza o la computadora de la biblioteca. Si necesita ayuda inmediata, llame al 911.
Línea de crisis y apoyo : 541-754-0110 or 800-927-0197
Oficina central: 541-758-0219
manda un Email a CARDV 
Número de identificación del empleador(EIN): 93-0792125
Esta agencia da oportunidad de igualdad a todos los que aplican.