Acerca de la violencia Domestica

La Violencia Doméstica

La violencia doméstica es el uso sistemático de abuso físico, emocional y sexual que una persona usa para obtener control sobre otra persona. También se es referido como abuso, asalto, abuso verbal. Violencia entre parejas intimas, violencia de “familia”, maltrato de esposa, maltrato de parejas. La violencia domestica le puede pasar a cualquier persona sin importar su raza, edad, estatus social, nivel educativo, o sexo/genero. Las personas que son abusivas escogen utilizar violencia – Esta violencia nunca es el resultado de las acciones de los sobrevivientes.

 

El uso de pronombres específicos de género es para simplificación de oración.

Servicios CARDV están disponibles para todas las personas que califiquen.

Para obtener más información, visite: http://www.ocadsv.com/

¿Cómo puedo asegurarme que es violencia doméstica?

Si usted tiene dudas si es que su situación es de violencia doméstica, considere hacer las siguientes preguntas:

 

Si su pareja o alguien más a quien usted ama:

  • ¿Constantemente la humilla?

  • ¿Llama repetidamente o aparece para vigilarte?

  • ¿Se burla de usted?

  • ¿Controla todo el dinero?

  • ¿Le asusta o le amenaza? (ej. “Si lo vuelves hacer, yo te…”)

  • ¿Siempre le echa la culpa a usted?

  • ¿Controla a quién puede ver o lo que puede hacer?

  • ¿La obliga a tocar o ser tocada cuando usted no quiere?

  • ¿Usa miradas con furia, gestos, gritos, levanta sus puños o rompe/quiebra sus cosas?

  • ¿Le agarra, empuja, bofetea, o golpea?

 

Y usted:

  • ¿Siempre hace lo que ella/él quiere hacer en lugar de lo que usted quiere hacer?

  • ¿Se siente como que esta “caminando por una cuerda floja” para evitar que se enoje?

  • ¿Tiene miedo a gastar dinero?

  • ¿Se queda con esa persona por miedo a lo que pueda pasar si se va?

  • ¿Siente que es la culpable de todo lo que pasa?

  • ¿Crees que, si tu pusieras más esfuerzo, todo sería mejor?

  • ¿Cree que eres “nada” sin esa persona?

 

Si usted ha contestado “sí” a alguna de estas preguntas, y quiere hablar con un representante de CARDV, llame al 541-754-0110 o 1-800-927-0197.  Las llamadas son confidenciales.

Las Señales de Violencia Doméstica

Abuso Emocional

Relaciones violentas empiezan tal como cualquiera otra relación.  Pueda que haya señales al principio, como celos de sus amistades o él pueda tener ideas rígidas sobre el rol de hombres y mujeres y como deben ser.  Él pueda insistir en hacer todas las decisiones en la relación.  Este comportamiento con frecuencia se describe como romántico por los medios de comunicación y al inicio la mujer disfruta de la atención.

 

Al estar en la relación por un tiempo, el abusador empieza lentamente a bajar el auto estima de la sobreviviente.  El proceso es muy similar a las técnicas que se usan en prisioneros de guerra – en verdad, una persona que vive en violencia es una prisionera de guerra.  El abusador puede hacer chistes hostiles sobre ella y sus hábitos y fallas.  Él la insulta, ignora sus sentimientos y no le da aprobación.  Le grita, o maldice con términos insultantes.  La amenaza.  La culpa por todos sus problemas.  Le dice que ella es nada sin él.  La hace sentir que está loca.  Probablemente, no le permite visitar sus amistades, a su familia, y así que la única “realidad” en la vida de ella es lo que él le dice.  Él la amenaza que la acusara de usar violencia si ella trata de cualquier manera de protegerse.

 

¿Quién mejor nos valora que nuestra pareja escogida por uno?  No toma mucho tiempo para que ella le crea.  Ella se deprime y hasta pueda considerar o hasta cometer suicidio.

Abuso Físico

Quizás es posible vivir en una relación emocionalmente abusiva, y nunca experimentar cualquier abuso físico.  Pero no es posible que ocurra abuso físico y sexual sin la base de abuso emocional.  Para cuando empieza el abuso físico, la mujer frecuentemente cree que es su culpa y que merece lo que le está pasando.  Ella puede estar entumecida a su situación, así que ella no se da cuenta el peligro en que se encuentra.  Como otras formas de violencia, el abuso físico existe en un espectro, empezando con descuido y progresando a pellizcos, empujones, estrangulación, maltrato al golpearla y últimamente asesinato.

 

Abuso Sexual

El abuso sexual incluye cualquier contacto sexual no deseado.  Si el “no” no es una opción debido a la amenaza de más violencia o abuso emocional, esto es abuso sexual.  El abuso sexual puede incluir el abusador haciendo comentarios degradantes sobre el cuerpo de su pareja, el uso de nombres sexualmente degradantes como "puta", obligándola realizar actos sexuales que no desea, o violarla. Existe la violencia sexual en un espectro en nuestra cultura que empieza con considerar a las mujeres como objetos sexuales y terminando con la violación y el asesinato.

 

Abuso Institucional o Social

Abuso institucional o social es la tela bajo lo que cría el ambiente que permite otras formas de violencia que exista.  Las oportunidades para mujeres son abundantes, pero seguimos viviendo en un mundo que valora las contribuciones de hombres más que las mujeres.  Barreras económicas y educacionales todavía existen.  Los éxitos de relaciones todavía se ven como la responsabilidad de la mujer y si los hijos tienen problemas, probablemente se culpará a la madre.  La institución legal todavía es predominante masculino, tal como en el ambiente médico.  Niñas todavía se crían con el mito de Cenicienta y el príncipe y son animadas a ser pasivas y dulces, mientras que los niños y hombres se les anima ser activos y

Identificando una Persona Abusiva

El uso de pronombres específicos de género es para simplificación de oración.

Servicios CARDV están disponibles para todas las personas que califiquen.

Si alguien en su vida tiene una o más de las siguientes características, usted podría estar en peligro. Si demuestran más características es más posible que ellos utilicen abuso emocional, físico, o violencia sexual para controlarla.

 

Se Involucran Rápidamente. Muchos abusadores presionan para hacer compromisos de inmediato, diciendo: "Nunca antes me había sentido así con nadie," o "Usted es la primera persona que me ha entendido."


Celos. Un abusador es desconfiado y controla a su pareja. Él es excesivamente celoso y la acusa de coquetear o tener amantes. Él se enoja cuando su pareja pasa tiempo con familiares o amigos.


Roles Sexuales Rígidos. Un abusador tiene ideas rígidas acerca de cuál es el "lugar" de la mujer. Un abusador ve a las mujeres como inferiores.


Comportamiento Controlador. Abusadores a menudo toman todas las decisiones en la relación –  cuales amigos te pueden visitar, qué película puedes ver, dónde van a vivir. Los abusadores a menudo le dicen a su pareja qué ropa ponerse o cómo criar a los niños. Ellos controlan el dinero.


Aislamiento. Los abusadores a menudo hacen que sus parejas dejen de ver a su familia y amigos. Ellos dicen: "Esas personas son una mala influencia para ti", o "Te extraño cuando te vas – te quiero en casa conmigo." Los abusadores a menudo impiden que sus parejas utilicen el auto o el teléfono. Con frecuencia los abusadores no permiten que sus parejas tengan un trabajo, que vayan a la escuela, o que vayan solas a ninguna parte.


Culpan a los demás. Los abusadores no asumen la responsabilidad de sus acciones o sentimientos. Otra persona es siempre responsable. "Mi jefe me está presionando." "Si no me hubieras hecho enojar, yo no te hubiera pegado." "No puedo dejar de enojarme – tú me haces enojar".


Hacen Escusas. Los abusadores hacen escusas por su comportamiento. "Fui abusado de niño." "No tenía otra opción -  me hiciste perder los estribos".


Minimizan. Un abusador minimiza el comportamiento abusivo o amenazante. Él dice: "Yo sólo estaba bromeando. Eres demasiado sensible. "" Yo no te golpeé tan duro. "


Actúa como la Víctima. Cuando un abusador no consigue lo que quiere, él cree que es la víctima. Acusa a su pareja de ser abusiva si ella se defiende.


Abusivo hacia niños. Los abusadores con frecuencia esperan que los niños actúen con mucha más edad de la que tienen. Castigan a bebés por llorar, o exigen que los niños pequeños se sienten en silencio durante períodos largos. Se burla de los niños o les "toman el pelo". Un porcentaje muy alto de los abusadores también abusan a los niños. Incluso si el abusador no daña físicamente a niños, si esté amenazado o herido uno de sus padres, los niños sufren trauma.


Abusivo hacia Animales. En los hogares donde se está abusando a un animal, es casi seguro que también existe la violencia doméstica.


Usa Fuerza o es “juguetón” de manera agresiva.  Lo que puede parecer a primera vista como la lucha libre, rápidamente se convierte en algo más. El abusador la tiene bajo fuerza y luego se burla cuando no puede liberarse. Él está dejándola saber que él es más fuerte que ella y él puede dominarla.


El uso de la fuerza durante las discusiones. Los abusadores a menudo impiden que sus parejas salgan de la habitación durante una discusión o la mantiene contra su voluntad. Hay una probabilidad muy alta que va a utilizar más y tal vez mayor violencia en futuras discusiones.


El uso de la fuerza en el sexo. Los abusadores a menudo les gustan representar fantasías de violación y dominación en relaciones sexuales. O, son más directos y violan a su pareja. Los abusadores con frecuencia reclaman sexo, manteniendo a sus parejas despiertas toda la noche hasta que ellas sedan. Los abusadores con frecuencia tienen relaciones sexuales con su pareja, mientras que su pareja está enferma, agotada, o dormida. El no nunca es una opción para sus parejas. 


Abuso pasado. Si el abusador ha sido abusivo en una relación pasada, es probable que sea abusivo de nuevo. Afirmaciones como, "Le pegué a mi última novia, pero yo estaba muy estresado y fue sólo una vez," son señales de advertencia. El estrés no causa la violencia ellos tomas la decisión de ser violentos.


Amenazas. Amenazas deben ser tomadas en serio. Por ejemplo, "Me llevo a los niños lejos de ti," y "Voy a romperte el cuello," son usadas para controlarle. Las amenazas no son sólo "retóricas" - son ideas y pensamientos que podrían llevarse a cabo cuando el abusador quiera.


Destrucción de propiedad. Los abusadores frecuentemente ponen sus puños a través de la pared o destruyen objetos amados por su pareja. El mensaje de este comportamiento es, "Yo podría hacerte daño así, también."

Si Usted es Una Sobreviviente de Violencia Doméstica

Recuerde que usted NO es culpable.  La violencia doméstica es culpa del abusador, no la suya.

 

Usted pueda tener una gama de sentimientos. miedo, vergüenza, coraje, culpabilidad, estado de sobresalto, impotencia, angustia, inseguridad, depresión.  Eso es normal.  Permítase tiempo para continuar trabajando en lo que siente y procesar sus sentimientos.

 

Dese permiso a tomar sus propias decisiones.  Quizás no quiera reportar el abuso, talvez quiera hablar con alguien acerca del abuso o pedir ayuda lidiando con esta situación, también está bien si no quiere hacer ninguna de estas cosas. Ahora es importante que tenga control sobre ciertas partes de su vida. Puede que sea difícil, y que tenga sentimientos encontrados acerca de qué hacer. Dese permiso para hacer decisiones que le harán sentirse mejor y saludable.

 

Puede ser que usted reciba consejos, sugerencias y preguntas de parte de otras personas. Personas queridas y amigos no siempre están educados acerca de la violencia doméstica, y por eso algunos de sus comportamientos así tengan intensiones buenas terminen haciéndote sentir que te juzgan o que tú eres la responsable por el abuso que has pasado. Solo tú sabes lo que es mejor para ti y tu situación. Recuerda que no importa lo que pase nadie merece el abuso. No es tu culpa.

 

Cada persona responde diferente.  Puede que su comportamiento no sea usual para usted. Podría tener dificultad para concentrarse o al tomar decisiones. Puede que no disfrute de las mismas cosas de antes. Todo esto son respuestas normales al abuso. Si puede encontrar maneras de sentirse a salvo, feliz y sana, haga lo que tenga que hacer para cuidar de sí misma.

 

Tenga un plan de seguridad.  Haga un plan en caso de emergencia. Encuentre a personas a las que pueda contar con su ayuda (hermanos, vecinos, miembros de su iglesia u otros grupos de la comunidad). Reúna cosas básicas que puede necesitar si decide irse, tales como dinero, documentos, medicamentos, ropa, etc. Trate de encontrar un lugar seguro y una forma de llegar ahí. Este pendiente de sus derechos legales, tales como formas de obtener ordenes de restricción. Llame a la línea de 24 horas de CARDV por apoyo e información.

 

Pida ayuda.  Usted no está sola y no tiene que lidiar con esta situación por si sola. Aunque la decisión de pedir ayuda en una situación abusiva es suya, por favor recuerde que hay una comunidad de recursos, incluyendo a CARDV, que esta disponibles para ayudar a personas en su situación. Merece apoyo y soporte emocional. Usted merece estar seguro y a salvo.

¿Te están tratando con respeto? Recuerde, cuando una persona asusta, hiere o habitualmente se burla y ridícula a otra persona; es abuso --- y no está bien.

Como Ayudar a una Sobreviviente de Violencia Doméstica

Créale.  Déjele saber que le cree.

 

No haga preguntas que la culpen, tal como, “¿Por qué te quedas?”  Recuerde que el abusador es el culpable de la violencia doméstica, no la sobreviviente.  Dígale que ella no tiene culpa.  Ella necesita su ayuda y apoyo para que ella pueda hacer la decisión de mantenerse segura.

 

Anímela a llamar a la línea de crisis y apoyo de CARDV disponible las 24 horas.  (541-754-0110 o 1-800-927-0197).

 

Asegure que ella reciba información que le ayude hacer decisiones sobre su situación.  Familiarícense usted y ella con los servicios de CARDV y otros recursos en la comunidad.

 

Ofrezca apoyo.  Déjele saber que usted está dispuesta a llevarla a un lugar donde ella este seguro, ayúdele obtener medicamento que necesite u otros servicios médicos, haga copias de documentos importantes, o cualquier otra ayuda que usted pueda proveer de manera segura.  Póngala en contacto con otras amistades, familiares, o grupos de apoyo, si es posible.  Pregúntele como usted puede mantenerla segura.

 

Sea paciente con ella.  Entienda que ella va a experimentar una variedad de emociones.  Haga lo mejor que pueda de realmente escucharla, apoyarla y animarla.  Trate de no apurarla en el proceso de hacer decisiones, aunque usted piense que es tiempo que “ella siga con su vida.”  Dele tiempo.

 

Sea tierno/a con ella.  Ponga atención a sus señales, y siga su guía sobre lo que ella quiera.  Si usted no está segura de lo que ella quiera o necesite, pregúntele, y luego respete sus deseos.

 

Anímela a hablar con alguien quien está entrenada para trabajar con sobrevivientes de violencia doméstica.  Esto en verdad la ayudara para recibir apoyo e información sobre otras personas que se encuentran en situaciones similares y cuales servicios están disponibles a ella.  De nuevo, no le obligue; déjela hacer sus propias decisiones.

 

Finalmente, cuídese.  Usted puede ser afectada y traumatizada por lo que le pasó a ella.  Recuerde que la línea de crisis y apoyo de CARDV está disponible las 24 horas para usted, también.

Tu no mereces el abuso

Llama a CARDV al (541)754-0110

O al (800) 927-0197.

¡ADVERTENCIA! Su actividad de internet puede ser rastreada. Si la persona que le ha hecho daño tenga acceso a esta computadora, utilice la computadora de un amigo de confianza o la computadora de la biblioteca. Si necesita ayuda inmediata, llame al 911.
Línea de crisis y apoyo : 541-754-0110 or 800-927-0197
Oficina central: 541-758-0219
manda un Email a CARDV 
Número de identificación del empleador(EIN): 93-0792125
Esta agencia da oportunidad de igualdad a todos los que aplican.